VÍDEOS EN WASTE MAGAZINE TV
VIDEOS DE NATURALEZA - Imágenes exclusivas tomadas en espacios naturales por los responsables de Waste Magazine... Especies, reportajes de fauna, flora, rutas....

TEMAS * ACEQUIA GORDA DEL RÍO GENIL ---© Textos-fotos-videos: Merche S. Calle / J. E. Gómez--

 
Cuando el deshielo riega la Vega de Granada
La acequia Gorda recoge las aguas del Genil para paliar la sed de las tierras que rodean la ciudad
Es un corredor verde por el que discurre el agua de la sierra, que en verano muestra su mayor caudal aportado por las nieves del invierno
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL y Waste Magazine
Ha pasado casi un milenio desde que la ciudad árabe de Granada se expandió por el sureste y necesitó más agua. Las aportaciones que llegaban desde la sierra de Alfacar a través de las acequia de Aynadamar, y las que tomaban su caudal desde el Darro, no eran suficientes para una población que hizo crecer huertos y villas en el valle, donde proliferaban los baños, palacetes, molinos e industrias, una urbe en la que el gran río que baja de las altas cumbres, el Genil (que los árabes conocían como Singil, y los cristianos bautizaron como Xenil) discurría bajo las puertas de la ciudad sin aprovechamiento alguno. La solución se llamó: al-Saqiya al-Kubra (Acequia Mayor), que los habitantes realmente llamaron acequia Gorda por ser la más grande, larga y con mayor caudal de los tres principales aportes de aguas para la ciudad y sus campos. 

 
En pleno verano, mientras la mayoría de los arroyos, ramblas, manantiales y cursos de agua de la península están agostados, es decir, semisecos, porque han agotado los suministros que la tierra guardó de las lluvias del invierno, el Genil muestra todo su esplendor. Por su cauce baja el agua procedente del deshielo de Sierra Nevada. Un buen año de nieves es siempre de bienes porque el valle tendrá en el estío el aporte hídrico que necesita para afrontar las altas temperaturas de los meses más cálidos. El agua, inició su recorrido en los borreguiles y glaciares de las altas cumbres, en el Valdeinfierno y Valdecasillas bajo las caras norte del Mulhacén y la Alcazaba, en decenas de arroyos, y los ríos San Juan, Maitena y Aguas Blancas. Todos ellos dan forma y contenido al Genil, que deriva una parte de su caudal, que llega a un millar de litros por segundo, al abastecimiento de la ciudad y la Vega, hasta Santa Fe.

¿Dónde está?
Los granadinos conocen la acequia Gorda a su paso por la Vega, pero casi nadie sabe dónde nace, en qué lugar está la captación, e inicio del cauce que entra por la antigua carretera de la Sierra y continúa hacia el Realejo, y menos aún que esa toma de aguas es un paraje natural que merece la pena conocerse, en el que la infraestructura, construida para dar paso a la acequia, ha generado una ancha balsa donde se retiene la fuerza de la bajada del río y, a base de compuertas, se conduce parte del caudal a la entrada de la acequia. Esa pequeña pantaneta deja correr el agua, y lo hace mediante una espectacular cascada. Centenares de personas pasan cada fin de semana junto a ella sin saber que se trata del inicio de la acequia Gorda, ya que está en una derivación del recorrido del paseo de la Fuente de al Bicha, poco después del puente que cruza a la margen contraria, la ribera izquierda (aguas bajo) del río y que se dirige hacia Cenes de la Vega y poco antes de llegar a un área de servicio donde hay una gasolinera. 

La cascada está plenamente visible desde el camino que discurre junto al río, pero oculta casi por completo a la carretera de la Sierra que pasa al otro lado del cauce. Junto al salto de agua, una construcción tipo vivienda bajo la que se encuentra la conducción de inicio de la acequia, y junto a ella, los soportes de las compuertas. Desde esa casa sale un canal de más de dos metros de ancho que se interna en la vega de Cenes y discurre hacia la ciudad. Hasta hace muy poco tiempo iniciaba el camino entre una densa alameda que ahora ha sido talada.

El nacimiento de la acequia Gorda es un lugar umbrío, con grandes sombras, poblado de viejos  álamos, algunos cipreses de repoblación y la vegetación propia de las riberas mediterráneas, con juncos, masas de zarzamoras, mimbreras, retamas, e incluso olivos y vides en los campos del entorno. En los puntos más cercanos al agua crece una planta muy especial, cola de caballo, Equisetum ramosissimum.
Llegar hasta el nacimiento de la acequia es muy fácil. Se puede hacer a través del sendero que desde le Genil, en la ciudad, llega  hasta Pinos Genil, a través de la ruta de la Fuente de la Bicha, o en coche por la carretera de la Sierra hasta la gasolinera que enlaza con Cenes de la Vega, cruzar el puente del río y girar a la izquierda. Allí está la captación.

Junto a los muros
La entrada a la capital es la misma que tenía cuando fue construida en la época Zirí, entre el año 1073 y el 1090. Accede al núcleo urbano por el que ahora es el paseo de las Palmas, donde se produce una preciosa imagen al circular el agua, con un ancho cauce, junto a los muros de las viviendas, a las que hay que acceder a través de pequeños puentes. Un paso de agua que genera ecosistemas de ribera en el interior de la ciudad, y microhábitats en los que crecen vegetación propia de las orillas de los ríos: sauces y mimbreras, y viven aves que necesitan agua cerca: ruiseñor bastardo, mosquiteros y reyezuelos.
La acequia sigue por el viejo cuartel de las Palmas y pronto será el mayor atractivo del parque que se construye en esta zona. Aquí, la acequia pasa por el Molino del Marqués y el de Ángel Ganivet, y baja hacia el Salón para cruzar el Genil y llegar a la Vega.

Cinco cauces
Cuando fue construida, el cauce era único, pero poco después hubo que dividirlo en cinco. Se crearon las acequias de Darabuleila, que ahora se llama Arabuleila, que recibía la quinta parte del agua de la acequia principal, la del Realejo (la que hoy se asimila como principal), para surtir de agua a industrias y huertos; la Tarramonta, que era para regar: otra que se denominó el Jaque, también hacia la Vega y la de Santa Fe.
También fue necesario construir otra gran acequia que partía poco después de la primera captación y que tenía que discurrir por cotas superiores para poder regar parte del Realejo, e incluso llegar a la Alhambra. 
Era la acequia del Cadí, que se construyó entre los siglos XI y XII entre el inicio de la colina de la Alhambra y la calle Santiago, y que aún se mantiene. 

Las acequias de Granada
Las tres principales aportaciones de agua a través de acequias en la ciudad de Granada proceden de la Sierra de Alfacar, la de Huétor y Sierra Nevada. Desde la primera, en Fuente Grande, nace la acequia de Aynadamar, con un milenio de historia, que baja hacia la ciudad para entrar en el Albaicín. Desde el Darro, que nace en la sierra de Huétor, parte la acequia Real de la Alhambra, también llamada del Rey, y las acequias de San Juan y de Santa Ana. Del río Genil, nace la acequia Gorda, y la del Cadí. Todas ellas aportan un caudal medio de algo más de un millar de litros por segundo. La acequia Gorda, en tiempos de gran deshielo, puede llegar a casi mil litros por segundo por sí sola.


BIODIVERSIDAD


Adelfilla pelosa

Flora
Ailanthus altissima
Arundo donax
Cardaria draba
Celtis australis
Crataegus monogyna
Dittrichia viscosa
Epilobium hirsutum
Equisetum ramosissimum
Ficus carica (Higuera)
Fraxinus angustifolia
Hedera helix (Hiedra)
Lamium purpureum
Lythrum salicaria (Salicaria)
Mentha suaveolens (Mastranzo)
Ophrys lutea
Platanus hispanica

Populus alba (Alamo blanco)

Populus nigra (Alamo negro)
Prunus dulcis (Almendro)
Pyrus communis (Peral)
Retama sphaerocarpa (Retama)
Rhagadiolus edulis
Rorippa nasturtium-aquaticum
Rosa canina
Rubus ulmifolius (Zarzamora)
Salix atrocinerea
Salix babylonica
Salix purpurea
Scirpoides holoschoenus (Junco)
Senecio vulgaris (Hierba cana)
Ulmus minor (Olmo)
Ulmus pumila
Tamus communis
Taxus baccata
Veronica cymbalaria

Copicas / Yesquero
Hongos
Calocera cornea (Cuerno bonito)
Fomes fomentarius (Yesquero, casco de caballo)
Helvella solitaria (Copitas, orejones)
Coprinus comatus (barbuda o seta de tinta)
Valsa sordida

Fauna
Vertebrados
Cettia cetti (Ruiseñor bastardo)
Fringilla coelebs (Pinzón vulgar)
Motacilla alba (Lavandera blanca)
Passer domesticus (Gorrión común)
Sylvia melanocephala (Curruca cabecinegra)


Motacilla alba



Invertebrados
Argiope bruennichi
Carcharodus alceae
Calopteryx haemorrhoidalis
Cornu aspersum (Burgajo, Boyuno)
Favonius quercus
Lasiommata megera
Leptidea sinapis
Leptotes pirithous
Oxyloma elegans
Pararge aegeria
Pieris rapae
Pontia daplidice
Pyronia cecilia

Gris estriada y mariposa de las encinas (Nazarena)


Temas relacionados
Azud de Pinos Genil:  Agua para la metrópoli
Acequia de Aynadamar, las lágrimas del milenio
Pantano de Cubillas / Un espejo para nubes
Azud de Velez
Pantaneta de Alhama /Itinerario de los Tajos y la Presa de Alhama

vídeopromoción








Reportaje publicado en IDEAL el 25 de agosto de 2013
Serie: Panorámicas
¿Cómo llegar?

Accesos: Por la ‘ruta del colesterol’ el sendero del Genil hacia Pinos Genil. Una vez que se llega a la bifurcación hacia la Fuente de la Bicha, tomar a la izquierda para cruzar el río y seguir aguas arriba. A unos 200 metros se ve la cascada.

En coche: Por la carretera de la Sierra, girar hacia la gasolinera de Cenes de la Vega. A la izquierda, dejar el coche. A unos 100 metros está la captación detrás de una casa blanca junto al río.

Coordenadas: Nacimiento de la acequia Gorda  37° 9’27.19’’ N -   3°32’51.73’’O






--

Copyright: Waste Magazine ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales,  con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. 
--
Política de privacidad / Aviso legal

Contenidos informativos
Guía de Aves
Guía de plantas * Flora
Guía de Mariposas
Guía de insectos
Especies marinas
Moluscos
Setas y hongos
Líquenes
Anfibios
Reptiles
Fauna
Rutas y paisajes
Waste créditos

Especiales
Espacios naturales
Sierra Nevada
Doñana
Alhambra
Al-andalus
Cosmología y Astronomía
Evolución humana
Reciclado
Contaminación
Ecología
Guías y libros


Revista electrónica creada en 1997

Contacto y publicidad waste@diarioideal.es

Dirección y edición
waste@diarioideal.es
Juan Enrique Gómez / Merche S. Calle
Diario IDEAL / 680 92 55 14
Waste Magazine
Forma parte de los canales temáticos del diario IDEAL - Grupo Vocento
www.ideal.es